La realidad de la contaminación derivada de los purines en España
purines

Cuando se habla de los problemas ambientales derivados de la generación de purines, obedece a una realidad poco conocida y no suficientemente valorada por nuestra sociedad. ¿Sabías que España es el país con mayor producción de ganado porcino en Europa? Esto supone una generación de más de 50 millones de toneladas de purines al año. En este artículo te explicaremos todo lo relacionado con esta producción y los problemas que derivan a causa de ello.

 

Las granjas

De entrada, partimos de la base que algunas de las comarcas del país (Cataluña, Segovia, Murcia, Aragón…) tienen una elevadísima concentración de granjas. De ahí viene que haya un excedente de purín desde hace demasiados años, además de los vertidos incontrolados de los mismos. En consecuencia, se está produciendo una contaminación de los acuíferos perfectamente conocida, pero a la vez no tratada.

 

Legislación

La cantidad máxima de nitrógeno permitida es de 170 kg por hectárea y año. Eso es lo que decretó la Directiva europea en el Real Decreto 261/1996. Y es que el objetivo no era otro que proteger las aguas de la contaminación por nitratos procedentes de fuentes agrícolas y ganaderas. Es decir, una hectárea de suelo debería recibir el purín de 20 cabezas de ganado, como mucho. Aun así, en las zonas de alta concentración en España se llega a las 2.000 cabezas o más por hectárea.

 

Situación a nivel español

Como hemos dicho, España ha alcanzado el primer puesto en la producción de ganado porcino en Europa, con más de 28 millones de cabezas y casi 90.000 explotaciones. Y en estos más de 20 años ¿qué se ha hecho por resolver el problema creciente a medida que lo hacía el sector porcino? Prácticamente nada, salvo constatar cómo además de la contaminación de las aguas por nitratos, los purines contribuyen de forma relevante a las emisiones de amoniaco y de forma muy relevante a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

 

Posibles soluciones

Ante un problema de tal magnitud, algunas de las propuestas sugieren transportar el excedente de purines a zonas alejadas para almacenarlos en balsas hasta el momento de su aplicación en el suelo. Pero, de hecho, esto no haría más que agravar el problema de la contaminación. En vistas de necesitar una solución inmediata, la mejor actuación es dejarlo en manos de productos específicos, como son las depuradoras, tal como os contamos en estos artículos:

 

Si quieres más información, consulta el apartado depuradoras o bien, contacta con nosotros.

c/ Pla de Salt 14, 1º oficina 7, 17190 Salt · Girona

Lunes a jueves: 8:00h a 13:00h y de 14:30h a 17:30h · Viernes: 8:00h a 13:00h